Roberto Méndez y Adriana Solórzano, ambos licenciados en Diseño de Producto Artesanal, son dos jóvenes salvadoreños que como parte de un proyecto de la universidad empezaron su emprendimiento en el rubro del diseño de moda: Moha, como ellos mismo lo describen, es la mezcla perfecta de dos mentes, dos diseñadores completamente diferentes, pero que se unen para crear propuestas de vestuario altamente creativas.

Gracias Adriana y Roberto por contarnos un poco más sobre ustedes. ¿Cómo se conocieron y como se les ocurrió hacer juntos Moha?

MOHA-Diseno-El-SalvadorAdriana: Nos conocimos en el tercer año de la U estudiando diseño de producto artesanal; desde que entré a la U yo ya sabía que quería estudiar eso. Y él entro a diseño gráfico, pero ya antes de la especialidad se pasó a diseño de producto. Entonces él se integró súper bien y era el único niño de la promoción, porque todas éramos niñas; bueno y otro más. Nosotros nos empezamos a llevar súper bien y comenzamos a ser del mismo grupo de amigos.

Al 4to año de la carrera, se hace ahí en la Matías una pasarela hecha por los estudiantes. Realmente es como un parcial final pero cada vez se ha hecho más grande y ahora es un evento que se espera cada año. Nuestra pasarela, fue la primera en ser bastante comercial. A nosotros los alumnos nos tocó la carga de hacer todo el evento con patrocinio de armar el evento y así todo. Entonces nos vimos en la obligación de hacernos cargo de nuestra primera pasarela y nos tocó buscar patrocinadores de zapatos, peinado, maquillaje, ropa, montaje del evento. Y las marcas nos patrocinaron como el 50% de todo el montaje; o sea sin saberlo logramos muchas cosas como estudiantes porque realmente íbamos empezando, no teníamos tanto presupuesto.

Roberto: Teníamos una cantidad bien modesta vea, pero fue como démosle y el evento salió súper bien. Cada uno presentó su primera colección; sólo fueron 6 outfits por estudiantes pero fue nuestra primera experiencia como diseñadores de moda en la que ya habíamos salido a la sociedad y ahí fue cuando nosotros dos hicimos click. !A vos te gusta el diseño de moda, a mí me gusta el diseño de moda, creemos que puede salir algo súper bueno.”

Adriana: Vimos que funcionaría porque realmente no nos esperábamos que solo nosotros como alumnos pudiéramos armar un evento y tampoco los profesores, ellos mismos nos felicitaban. Y a partir de esa pasarela los alumnos que iban atrás, ya tenían esa visión de “hagámoslo con ropa utilizable porque ya va teniendo más gente que llega a la pasarela”.

Roberto: Entonces quedo esa idea de cómo trabajar juntos pero empezamos el último año de la carrera y fue bien pesado todo. Lo dejamos en stand-by. Luego egresamos y empezamos la tesis; Nos fuimos a trabajar a Quezaltepeque con unos artesanos de ahí. Empezamos a documentar todos los procesos de alfarería que en un taller tenían y ahí fue cuando empezamos a retomar el proyecto y también salió la convocatoria de Kldscp, teníamos mucho más tiempo que el año pasado. En ese momento llevamos los proyectos a la par; íbamos trabajando en el nombre de la marca y al mismo tiempo íbamos sacando la presentación de la tesis.

Entonces en ese trabajo de campo, tuvimos la oportunidad de trabajar con unos artesanos que nos contaban pero de todo. Quizás eran hasta secretos del taller pero nos lo decían. Una de las palabras que ellos habían creado es la palabra “moja”; para ellos moja es la mezcla perfecta del agua y la tierra para convertirse en barro y empezar a trabajar. El artesano nos decía “cuando está en estado de moja es la perfección para empezar a trabajar y hacer una pieza”. Ahí fue cuando nosotros dijimos: “jmm… mezcla perfecta” y ahí nació moha; por no quitarles la “j” como la palabra tal cual, lo pusimos con “h”

Y es Moha, la mezcla perfecta de dos mentes, dos diseñadores completamente diferentes, pero que se unen para crear propuestas de vestuario altamente creativas.

Adriana: Después de eso nosotros tuvimos que retomar cosas de la universidad. Nos pedían una pieza para aplicar, o sea como cuál es la pieza con la que vas a presentar y depende de la pieza que presentes, quedabas o no. Entonces dijimos ¨Presentemos una pieza que tenga una técnica que nosotros conocemos, con lo que nos podemos defender súper bien¨. Y presentamos una falda tejida completamente por nosotros, o sea nosotros diseñamos desde la tela hasta la pieza. Y luego cuando la presentamos, ellos creían que nosotros la habíamos comprado y nosotros les explicamos que no, que nosotros no usamos el hilo tal cual, si no que las tiras de tela y ese se convierte en nuestro hilo. Entonces les dimos esa explicación y entendieron. Y cuando vimos el impacto que creo esa técnica en los mismos diseñadores que nos estaban evaluando fue como que tenemos que explotar esta técnica porque de plano nadie más ha diseñado su propia vestimenta en una pasarela; aparte de superficies y eso, pero tejer sus propias telas, nadie. Nos evaluaron y muchas cosas peor el wow fue la idea que presentamos.

Y ¿Cómo fue para ustedes la experiencia de kldscp? 

Adriana: Fue como entrar en el mundo real en el que nos proyectábamos a trabajar porque nosotros veníamos de una burbuja de donde siempre nos estaban evaluando pero siempre nos iba bien.

Roberto: Sí, de hecho al principio fue un poco confuso pero si fue impactante de pasar de la U, donde los que sobresalían en diseño de moda éramos nosotros dos, a ir a un grupo de diseñadores donde lo que les apasionaba era lo mismo que a nosotros.

Adriana: Era gente que nos entendía, o sea veníamos de un grupo donde no quiso hacer el proyecto de pasarela con nosotros y nos tocó hacerla juntos.

Roberto: Pasamos a un grupo donde la moda es lo que apasiona, son igual de competitivos, igual de buenos. Nosotros tratamos de rescatar los conocimientos  de otros diseñadores porque cada diseñador es un mundo. Pero todos los momentos que pudimos compartir con ellos, con el jurado, incluso con los patrocinadores, todo lo tomamos para bien porque para algo nos sirvió.

Adriana: Hay contactos y amigos que hasta el momento siguen siendo de la marca. Kldscp ha sido el evento que nos ha impulsado de una manera que la gente nos reconoce como una marca que tal vez parece como que tuviera más tiempo, pero realmente es desde marzo del año pasado.  No es como tanto tiempo pero este evento nos ha llevado a muchos más eventos.

Roberto: Fue como una catapulta la verdad porque después de la pasarela nos empezaron a caer inbox con “felicidades por su colección” “cuánto vale tal pieza”. Kldscp nos llevó completamente arriba. Nos sirvió definitivamente para posicionar la marca.

MOHA-Clothing

¿Qué dificultades han tenido que atravesar en el proceso, tanto en kldscp como fuera del evento?

Adriana: Pienso yo que las dificultades ya nos toca verlas cuando uno como emprendedor tiene que ser multidisciplinario. Nosotros el arte de diseño lo podemos resolver. Pero nosotros nos desbalanceamos un poco cuando tenemos que hacer cosas de contabilidad, cosas legales, o sea ahí ese mundo es desconocido y nos topamos con esas cosas que si queremos realmente tener presencia en el medio, tenemos que estar registrados como una marca, tenemos que empezar a declarar. O sea son cosas ya de la vida real que nosotros no habíamos considerado.

Roberto: También son cosas que te dicen en la U pero quizás vos lo ves tan lejano que decís “¿en que momento me va a servir?” pero ya cuando estábamos ahí era como “vaya tenemos que registrar la marca, ¿A quién le decimos? ¿Quién nos ayuda? ¿Quién nos puede llevar la contabilidad? ¿Quién nos va a ayudar a registrar nuestra marca?”. Porque cuando fuimos a tocar puertas lo primero que nos decían era “¿Están registrados? ¿Tienen número? ¿Tienen factura? ¿Tienen crédito fiscal?” entonces nos tocó ir a hacer eso.

Y hablando de tocar puertas, para ustedes ¿Qué tan importante es el networking en el mundo de la moda?

Roberto: Es nuestro medio es mucho más fácil porque no todos tenemos la oportunidad de tener un local propio en donde te vas a dar a conocer y la gente te va a llegar a buscar.  Es como: “no, mira veámonos en tal lugar a ver si te gusta la pieza y te hacemos la entrega” pero es fundamental o sea Instagram y Facebook es donde más que todo es donde la gente tiene el contacto directo con nosotros y saben que tarde o temprano les vamos a responder.

Adriana: Creo que con las redes sociales se ahorran el trabajo de ir y aprovechan en preguntar todo de la ropa. Y luego de haberse  comunicado con nosotros ya es como que “ah vaya, si veámonos”.

Y ahora qua ya pasaron de solo estar en redes sociales, y tienen distintos puntos de ventas ¿Dónde podemos encontrar sus artículos?

Adriana: La ropa en Ground Coffee, Walking Closet y Bellisima. Cada uno tiene su estilo diferente entonces como tenemos colección con estilos diferentes las hemos distribuido. Y los accesorios igual en Brown Coffee tenemos un poquito de todo. Luego también en Pauly en el Sheraton, y en la tienda del museo MARTE.

Roberto: También tenemos los accesorios de edición especial. Todos nuestros accesorios tienen aplicaciones de tejidos artesanales. Pero las ediciones especiales, por ejemplo, hay ciertos tejidos que no los podemos repetir porque ya no está la tela estampada con la que los hicimos. Entonces por eso es que nosotros decimos “este bolso es único y va para tal lugar”.

Adriana: Y más que lo hecho a mano es bien difícil sacar una producción en serie. Entonces esa es  la característica de nuestros tejidos. Una vez esta este tejido, y si volvés a comprar una cartera puede ser el mismo diseño pero va a cambiar de tejido.

Ustedes vienen preparando un par de proyectos para el futuro ¿podrían adelantarnos un poquito de que es lo que están avanzando y que es lo que se viene?

Roberto: Presentamos nuestra 2nda colección en Kldscp 2016 en marzo, que ya andamos en eso, ya en enero tenemos el casting de modelos y hasta para eso hay que ser cuidadosos en que personas van a representar tu marca porque eso habla un montón. También tenemos esa facilidad de ya tener a nuestro grupo de modelos. Y nosotros les decimos que tal día a tal hora la sesión de fotos.

Adriana: Ellas se sienten involucradas en la marca. Nosotros creamos unos hashtags que sin querer ya se han vuelto nuestros hashtags oficiales. Entonces cada persona que ha modelado con nosotros pone el hashtag y nosotros les damos camisas promocionales y ellos las usan en su día a día, se toman fotos con ellas y ponen el hashtag que ellos son modelos de nosotros. Entonces sin quererlo, ellos son parte de nuestro personal de la marca.

Roberto: Otro proyecto que tenemos es que vamos a empezar a vestir a una personalidad de la televisión así como las tiendas que visten a otras personas y dicen “esta persona viste por…”, se quiere hacer algo totalmente diferente a lo que se ha estado haciendo en los medios porque por lo general es una tienda los que los viste. Lo que se pretende es subir de nivel en todo eso. Que sean diseñadores nacionales los que vistan a las personalidades. Entonces esta persona se comunicó con nosotros y nos pareció un gran reto porque nosotros estamos acostumbrados a sacar pasarelas, las vendemos en cualquier punto de distribución y ahí vamos con la producción. Pero ya estar vistiendo a una persona que trabaja de lunes a viernes. O sea eso es porque vamos a tener una súper producción y no podemos repetir. Si nos hemos impulsado a decir que sí al proyecto es porque eso nos va a impulsar a ponernos más las pilas. Me gusta un montón que nuestra marca vaya a aparecer en tele, que ya la van a mencionar, que ya vamos a estar como en el recuerdo y en la mente de la gente que ve el programa. Tenemos pendientes pasarelas, una colección que ya está diseñada pero no la hemos publicado todavía  porque es una colección que se hizo exclusivamente para una revista de diseño. Entonces para el lanzamiento formal de la revista, vamos a presentar la colección en un evento.

Por último ¿Qué consejos pudieran darle a todos aquellos jóvenes que están entre el sí o el no sacar su propio proyecto como ustedes?

Adriana: ¡Que se vayan por el sí! Lo que pasa es que tal vez cuando uno tiene en mente algo, lo que los detienen son como los miedos a todo lo malo que puede pasar, y eso va a pasar o sea no es como que todo va a salir a la perfección… va a pasar. Pero nosotros creemos que hay que reflexionar cuando nos pasan las cosas que no deberían, nos ponemos a pensar que uno de emprendedor es necesario ser creativo. Porque el hecho de ser creativo nos ayuda de una manera que hasta disfrutamos cómo solucionamos las cosas. Y con lo económico… hay formas de hacer las cosas a modo que salgan a bajos precios y también ayuda que tenemos una visión, entonces mientras esa visión permanezca en la mente creo que ese va a ser el motor que nos va a tener trabajando juntos como marca. Porque creemos que estamos trabajando para nuestros propios sueños entonces si nos vamos a una empresa es como que si estaríamos trabajando para los sueños pero de alguien más.

Roberto: Yo creo que también es súper importante ser perseverantes. El hecho de ser emprendedor no es fácil, es cuesta arriba porque no se te van a abrir las puertas a la primera y hay que estar preparados para recibir un no como respuesta. Que de hecho a nosotros nos pasó después de la colección. Tocamos varias puertas y varios nos dijeron que no. Pero también es parte del aprendizaje ser un emprendedor, ser fuerte y aceptar todas las críticas que te van a venir hacia tu trabajo. Entonces yo creo que tiene que tener la idea de que ese es un estilo de vida y no podes estar derrochando todo, ya que todo el dinero que entra lo vas a tener que volver a invertir en otra producción. Es como una vida bastante ordenada para poder sacar a flote las cosas…

Adriana:  …y bastante comprometida porque no hay horarios, no hay fines de semana, no hay vacación. Tenés que estar dispuesto a sacrificar lo que sea para tu negocio ya que es para tu propio bien.

Puedes seguir a MOHA en sus redes:
Página oficial de Facebook.
Página oficial de Instagram

MOHA Accesorios

Pin It on Pinterest

Share This