En esta entrevista, Manuel Panameño nos cuenta cómo hizo el salto de empleado a emprendedor y dueño de su propio proyecto. Manuel es un creativo visual que trabaja creando piezas únicas y funcionales, su gusto por el diseño y el deseo de trabajar sobre madera le dieron vida a este proyecto que ahora nos comparte.

Gracias por estar con nosotros Manuel.  Contanos un poco más de ti y  tu proyecto, ¿de dónde nació la marca? ¿de dónde nació el nombre y la inspiración que tuviste?

manuel-panameno-hecho-en-casaBueno, soy Manuel Panameño. Tengo como 10 años diseñando, aproximadamente 8 años ya trabajando y vendiendo mis cosas, además de eso, he trabajado en publicidad, en dirección de arte, y muchas cosas más. En los últimos años estuve trabajando full en publicidad, quizás no fue mucho tiempo, pero si viví la intensidad y pasión que se vive dentro de una agencia, aprendí y conocí a muchas personas increíbles que han vivido en eso por muchos años y han hecho cosas enormes en el país; pero también me di cuenta que probablemente no estoy hecho para eso, me comencé a percatar que me estaba despersonalizando un poco y me transforme tanto en las marcas con las que trabajaba, que me perdí de quien era yo. Después de un rato eso llego a agotarme mental y creativamente, mi trabajo creo que lo hacia bastante bien, pero creativamente ya no estaba creando ni desarrollando nada afuera de eso. Ese fue un detonante para mí, necesitaba cambiar el orden de las cosas, dejar de sentirme tan metido en algo que no era yo y empezar a hablar de mí, que es algo que nunca había hecho formalmente, siempre ocupaba otros nombres, nombres más cortos, porque siempre pensaba que era así, que no era importante hablar de tu nombre. Pero cuando me empecé a meter demasiado en publicidad, la gente ya no me conocía por mi nombre, sino que por lo que hacía, la marca que manejaba o la publicidad que hacía, entonces ahí ya no me sentía yo, ya no era el creativo que quería ser. Es seguro que sin ese paso por la publicidad quizas nunca hubiera llegado hasta donde estoy ahorita, tanto por el conocimiento, como por el cambio de ruta que tomo mi vida como creativo visual.

Me salí de todo eso a finales del año pasado, y ahorita estoy creando mi marca. Pues al final tengo 29 años de ser Manuel Panameño y la gente no sabe de qué estoy hecho, entonces ahorita estoy empezando a hacer productos que transmiten mi personalidad, mis ideas, colecciones de cosas y productos, que quizás no cuenten una historia como tal, pero te transmiten algo, ya sea rigidez, dureza, un mensaje chistoso o colores llamativos, entonces es una mezcla de un montón de cosas que creo que es mi personalidad como tal. Eso es algo que antes no había explorado, y ahorita quizás por la necesidad, por lo que te digo que me sentía despersonalizado, me ha brotado esa esencia como ese patriotismo por mí mismo.

Por eso estoy aquí también, hice el esfuerzo de poder estar en Hecho en Casa, que tienen expectativas bien altas, tanto mías como de la gente, o sea esperan innovación, productos bien hechos y de calidad. Y después de trabajar un buen tiempo  en publicidad me he dedicado a crear productos que a la gente le llamen la atención.

¿Todos tus productos son hechos en madera?

Lo que estoy presentando ahorita es 100% hecho en madera. Todo es trabajado en madera, cuero y metal; en 40% de la madera es reciclada y lo trabajo de tal manera que no podes notar que es algo reciclado. Siempre ando pendiente de lo que se puede reciclar y aprovecho todo lo que se puede. También trabajo con cuero recuperado, me voy a tiendas de segunda mano que vienen de los Estados Unidos, y recupero el cuero que traen las mejores carteras, no es cuerina; y las convierto en manecillas o en accesorios para mis productos, y hago como una mezcla de todo. Como te decía anteriormente, he ido de perfeccionarme en el camino, porque no soy carpintero pero he aprendido en internet y he aprendido a trabajar la madera, el cuero y cómo funcionan las dos cosas.

bandeja-minibar-madera

Antes de empezar tu proyecto, ¿ya tenías algún tipo de background con la carpintería o trabajo manual o simplemente desde que empezaste, tú mismo te rebuscaste para aprender?

Fíjate que mi papa siempre ha sido un ser manual desde que yo tengo memoria y siempre tenía una solución para algo, entonces yo crecí con la percepción de que un hombre siempre tiene que tener la solución para cualquier cosa y tal vez por eso me convertí en diseñador, o sea al final siempre solucionamos problemas, de otras índoles vea, de marcas y cosas así.

Pero cuando ya me salí de la publicidad que es meramente visual y creativa, me empecé a dar cuenta que habían más cosas que solucionar, o sea ya no era solo lo de las marcas, si no que mi esposa quería que pusiera repisas, entonces fue cuando dije que tenía que empezar a hacer algo, en mi casa yo de pequeño no hacía nada y tenía que empezar a hacerlo.

Cuando ya me case yo tenía que hacer esas cosas y le preguntaba a mi papá, él tampoco es carpintero pero sabe bastante y también miraba en internet como se hacían las cosas.

Con el tiempo iba aprendiendo y transformaba algunas de las cosas que había visto. Entonces fue que puse mi propio taller en mi casa, compré herramientas que me podían funcionar y a pura prueba y error; la mayoría de cosas no me salían bien al principio porque no era profesional de eso, o sea soy diseñador gráfico y me gusta hacer cosas con las manos pero no soy carpintero. O sea ser carpintero es una profesión tan noble y con tanta experiencia que yo no estoy aún en ese nivel, pero estoy intentando transmitir mis ideas por medio de la madera.

manuel-panameno-mesa

Desde que empezaste hasta ahora, ¿Cuál ha sido el mayor reto que has tendido que atravesar?

Fíjate que es bien yuca decirlo, y no me gusta estar aferrado a eso pero creo que el aspecto económico. Hasta cierto punto es bien difícil porque yo me salí de mi trabajo fijo, que estaba gracias a Dios en una buena posición, que me permitía tener bastantes comodidades pero cuando me salí me di cuenta que no era algo tan fácil como solo poner mis cosas en Facebook o contarle a un amigo que podía hacer algo.

Era bien difícil porque habían semanas que yo decía “juela, no he generado ni 1 dólar” o sea yo me ponía a pensar en cómo le iba a hacer para pagar tal y tal cosa vea. Y aunque con mi esposa habíamos hablado de asumir el reto de que por lo menos 1 año iba a ser medio bueno, medio malo, pero ya estar en el momento y pensar “tengo que pagar $100.00 y no tengo ni $10.00” y creo que ese ha sido de los retos más grandes.

Varias veces me quería rajar, varias veces lloré y pensé que solo iba a volver a las agencias de publicidad, voy a volver a tener un buen sueldo, pero quiérase o no, era un retroceso porque ya había dado un paso hacia adelante. Gracias Dios a mi esposa y a los golpes que me di ahorita estoy saliendo mucho más delante de lo que pensé y gracias a Dios me cada día voy aprendiendo y aplicando cosas nuevas.

Ahorita están viendo la parte estética de mi trabajo, pero de ahí yo te puedo hacer un rotulo de lo que vos querrás, estoy haciendo rótulos para cafetales, para negocios pequeños, negocios grandes, estoy haciendo mesas; o sea cosas que no tienen nada que ver con diseño de lo que tengo aquí, o sea nada de hacer dibujos con madera ni nada así.  O sea me siento contento y realizado de estar haciendo productos tanto para enseñar como para que la gente lo ocupe para algo súper funcional.

porta-vasos-madera

¿Qué consejo pudieras darles a todos aquellos jóvenes que están pensando sobre si lanzar sus propios proyectos?

Fíjate que yo digo que se salgan de su zona de confort, es tan rico tener preocupaciones y hay tantas maneras afuera de cómo ganarse la vida, además de los que ya estudiaron su carrera y hay tantas cosas nuevas que experimentar que ya la vida te dice que te salgas de ahí y que hagas otra cosa.

Y yo creo que aunque no sea fácil salirte de eso de ser empleado, pues porque no es fácil; y empezar a ser emprendedor, creo que no hay sensación más rica que eso. Porque todo lo que aprendiste, lo podes aplicar.

El consejo más sano es que se auto exijan y se reconstruyan mentalmente, o sea que podas decir “de verdad esto es por lo que me voy a matar toda la vida, por lo que me voy a desvelar” y casi siempre te das cuenta que preferís quemarte las pestañas, y que te coma el tiempo por algo tuyo, algo que vos lo estás construyendo para vos mismo. Y yo sé que son miedos, pero el miedo es rico, te hace mucho más creativo, te explota la mente. Y pueda que ya después de emprender querrás regresar a un trabajo fijo y yo siento que puede pasar vea, porque hay gente que no está hecha para esto, no está hecha para ser su propio jefe. Y a mí me paso al principio, yo pensé que no estaba hecho para esto y ahorita todavía sigo teniendo momentos buenos y malos pero ahí voy, que es lo más importante.

Puedes seguir la página oficial de Facebook de Manuel Panameño: @manuelpanamenodiseno

rotulo-personalizable-en-madera

Pin It on Pinterest

Share This