Roberto Juárez y Leonel Monterrosa comenzaron su propio proyecto de diseño llamado LERO. Con su marca, estos dos jóvenes salvadoreños buscan crear productos que combinen lo estético y lo funcional de forma equilibrada. En esta entrevista, ellos nos cuentan cómo nació su marca y qué están preparando a futuro.

Gracias por estar con nosotros Roberto y Leonel. ¿Cómo empezaron este proyecto llamado Lero?

Roberto: Bueno, empezamos hace 3 años. Tomamos una capacitación de emprendimiento, en Santa Tecla, que resulto siendo un concurso con capital semilla para tecleños. La temática era desarrollar el turismo en el municipio de Santa Tecla por medio del emprendimiento juvenil. Entonces llegamos y era nuestra primera vez en algo así y encima era de turismo, o sea nada que ver con diseño vea pero logramos darle la vuelta y alinearnos a lo que ellos estaban buscando y ganamos uno de los capitales semilla.

De ahí empezamos haciendo proyectos pequeños; creería yo que hasta el año pasado nos metimos full a esto, nos graduamos el año pasado también, entonces todo lo que habíamos aprendido en la última etapa de la universidad, que habíamos ido a proyectos pequeños al lado de la universidad, pudimos desarrollarlo y explotarlo más. A lo largo nos metimos a más concursos como  ¨Emprendedores del Futuro¨, ¨La Paz en Vos¨ y otros concursos y capacitaciones de emprendimiento, las cuales ganamos varias y también ganamos algunas actividades de diseño.

Leonel-Monterrosa-junto-a-las-lamparas---colgadores-inspiradas-en-los-Manglares-El-Salvador

¿En qué sentido sienten que les ha ayudado participar en todos estos concursos y capacitaciones?

Leonel: Bueno, desde el principio nosotros íbamos con la idea de tener nuestra propia marca y estudio de diseño, porque empezamos a entrar en contacto con el mundo del diseño en la universidad y otras iniciativas que tuvieron bastante auge cuando nosotros estábamos dentro de la universidad. Cada vez que nosotros nos metíamos a un concurso y ganáramos o quedáramos como finalistas o lo que fuese, siempre nos daban un pequeño feedback, el cual nos iba ayudando a pulir nuestra idea. Nosotros buscamos la idea que teníamos hace ratos que era abrir nuestra propia tienda con taller donde la gente pudiera llegar a hacer sus diseños y hacer de todo, nosotros salíamos a vender o sea todo era utópico casi, creo que todavía es utópico, pero tal vez en el futuro lo logremos hacer. Pero creo que lo más importante ha sido ser perseverantes porque si nosotros nos hubiéramos cansado  desde el principio, obviamente no lo hubiéramos podido evolucionar y la perseverancia, flexibilidad y aceptar comentarios ya sea de clientes, alguien de un concurso o la competencia son importantes. Hay que estar súper abiertos para incorporar el feedback.

Desde el principio del proyecto han estado ustedes dos juntos. ¿Cuál es la manera en que ustedes se complementan?

Manglar-2LERORoberto: Fíjate que lo chistoso fue que estudiamos en la Don Bosco, en Soyapango, y del grupo de compañeros éramos los 2 que vivíamos en Santa Tecla y ahí empezamos a trabajar juntos y descubrimos que en Santa Tecla estaba todo lo que necesitábamos. Los dos combinábamos súper bien y él vive como a 10 cuadras lejos de mí, el taller queda como a 5 cuadras de cada uno, entonces todo queda en Santa Tecla.

Leonel: Y creo que siempre es mejor trabajar en equipo en vez de uno solo. Obviamente el apoyo y la capacidad que uno puede tener combinándose con otras personas es súper bueno. Desde el principio siempre fuimos súper buenos trabajando porque los dos estamos dispuestos a escuchar y hay otra gente que no sabe escuchar, respetamos lo que cada uno dice y después de 3 años hemos llegado a un punto donde nuestra forma de diseñar se parece bastante, nos hemos complementado mutuamente, antes siempre lo teníamos que someter a votación y evaluación, ahorita decimos “Tengo esto ahorita y al final te presento como me quedó”. Obviamente siempre es bueno un poco de feedback pero ya no tenemos un proceso tan tedioso como antes.

Roberto: Y eso nos ha permitido cubrir más proyectos porque ya nos podemos dividir y los dos trabajamos alineados hacia el mismo objetivo y al final cruzamos proyectos para darle el feedback y  lo necesario para que todo encaje.

Hablando de los proyectos, contame un poco más de los proyectos o servicios que ofrecen ustedes.

Roberto: Nosotros ofrecemos el diseño de producto y de mobiliaria especializado o personalizado, la producción y prototipado en diferentes materiales como madera, metal, cerámica, cuero, tela y otros. También ofrecemos nuestros propios productos, una línea comercial de productos diseñada por nosotros, enfocado sobre todo a accesorios inmobiliarios para hogar y oficina. Para esos nuevos espacios donde una sala no es solo una sala, sino que es sala, comedor y estudio de trabajo. Entonces son productos multifuncionales que te permiten resolver diferentes necesidades con un solo producto.

¿Se pudiera decir que son modulares?

Roberto: Algunos son modulares, otros son multifuncionales; siempre buscamos ese balance entre estética funcionalidad y sobre todo la producción, o sea que en El Salvador se puedan producir las cosas que es algo bien difícil.

¿Cuáles han sido los principales retos que han tenido que atravesar para estar donde están desde que empezaron?

Leonel: Pues personalmente ha sido la aceptación y tolerancia, porque cada uno ha tenido bastantes problemas ya sean personales, laborales, en la casa, lo que sea. Pero creo que con otra persona no se hubiera dado tanto la libertad y ha sido más que todo saber esperar porque no hemos ido muy a la carrera, pero tampoco hemos dejado que por no ir a la carrera,  abandonamos  el proyecto. Desde hace como 1 año hemos empezado a trabajar con todo dentro de Lero, antes de eso teníamos bastantes altos y bajos. En retrospectiva ha sido tener paciencia y saber cuándo no es el tiempo y cuando de verdad llega una oportunidad no dejarla pasar.

Roberto: Otra cosa también es aprovechar las oportunidades. Sabes que una oportunidad te llego hoy y tenés esa incertidumbre si te va a volver a llegar. Para ponerte un ejemplo claro, ahorita, justo el lunes de la semana pasada, nos avisaron que habíamos quedado para una feria para ir a exhibir en Francia, nos metimos con el simple gusto de saber si estábamos a nivel o no. O sea fue como “vaya metámonos, es libre, no pagamos nada, probemos” y nos seleccionaron y fue como “¿Y hoy que hacemos?”. Eso fue el lunes y el miércoles teníamos que confirmar el espacio, pagando el espacio y todo. Tuvimos la experiencia  de ir a Nueva York en mayo a exhibir nuestros productos y esa vez fue mi tercera vez en Nueva York.

Leonel: Igual Nueva York ya estaba planeado, era el primer paso de lo que habíamos planeado para empezar a movernos internacionalmente. Y Roberto había ido varias veces, entonces sabíamos cuál era el mercado, sabíamos cómo teníamos que diseñar, sabíamos qué pasos seguir y obviamente nos habíamos preparado psicológica y financieramente para poder ir y lo logramos.

Roberto: Y aparte que ese fue con más tiempo, porque con este de Francia nos avisaron el lunes pasado y la feria empieza el 2 de septiembre entonces solo tenemos agosto para preparar todo.

Leonel: Ahí nos agarraron en curva pero ahorita es de hacerlo porque salió la oportunidad.

Exposicion-LERO-Diseno

¿Esta es una feria de diseño?

Roberto: Sí. Fíjate que en el mundo hay un montón de ferias de diseño y la más grande a mi perspectiva es la de Italia, Milán que es donde empezaron un montón de cosas y de ahí también sale el diseño italiano y toda su reputación vea. De ahí está la de Paris, que es a la que vamos, hay en Londres, Alemania, Nueva York y esas son las más grandes. O sea llega gente de todo  el mundo. Los americanos van a las de Milan, van a las de París, Londres, etc.

Por último, ¿Qué consejo pudieran darle a todos aquellos jóvenes que están entre el sí o el no sobre lanzar sus propios proyectos?

Leonel: Sería el ser constante, otro es no casarse con la idea. Y con lo de ser constante hay mucha gente que cree que ser constante es trabajar todos los días, bajo algo súper rígido y tener que hacerlo de un modo porque así es. Ser constante significa entender que no todo funciona con un camino rígido si no que a veces hay que dejarse llevar por el instinto o de lo que te está pasando, o sea muchas veces nosotros pensamos que si no es hoy o mañana, no es; y puede que sea pasado mañana. El punto es que ser constante es saber esperar pero una vez llegue el momento, sí tomar todo lo que uno tiene para agarrar la oportunidad y cumplir.

Roberto: Bueno yo creo que el consejo que más dan es el de aventarse, pero antes de aventarse primero es resolver los riesgos que se están tomando o que puedan llegar a salir y resolver los más importantes de ahí los demás se van resolviendo en el camino.

Leonel: Y tampoco es de aventarse de avión sin paracaídas pues, uno tiene que medir los riesgos y tomar precauciones porque nadie asegura que va a ser un éxito pero en dado caso no va a ser un fracaso.

Puedes seguir las cuentas sociales de LERO en los siguientes links:
Web: www.lerostudio.com
Facebook: www.facebook.com/lerostudio

Accesorios-LERO

Pin It on Pinterest

Share This