A veces resulta difícil terminar de leer un libro que ya empezamos, a otros les resulta difícil hasta empezar a leer uno. En este artículo te damos las claves para que puedas dominar a los libros y no al revés.

1) ¡No leas todo el libro!

Así como lo acabas de leer. Mucha gente pierde demasiado tiempo leyendo un libro de principio a fin, esto es bueno cuando se trata de novelas o géneros afines en donde los detalles enriquecen la historia, pero cuando estamos hablando de libros de superación personal y libros de negocios, otras reglas aplican.

Se dice que cada libro posee dos o tres buenas ideas de las cuales puedes aprender algo nuevo. Saber identificar cuáles son esas ideas o qué páginas del libro te darán el mayor valor es importante si quieres leer y absorber la información útil más rápido.

Si no has leído muchos libros sobre el tema que más te guste, es probable que los primeros quieras leerlos todos completos, y está bien. Pero poco a poco y a medida que vayas leyendo nuevos libros que giran alrededor de un tema (Ej. Negocios, emprendedurismo, etc.) te darás cuenta que algunas cosas ya las conoces e incluso te parecerá un poco repetitivo. Es ahí donde entra en juego tu habilidad para saber identificar lo verdaderamente bueno del libro que estás leyendo para que puedas absorber el nuevo conocimiento y quedes libre de seguir adelante hacia tu nuevo libro.

Recuerda que hay excepciones y de vez en cuando te toparás con autores que hacen que quieras leer el libro de principio a fin, esto es completamente válido e incluso ¡deberías alegrarte porque has logrado encontrar un libro asi!

 

Lectura Sivarmag

2) Cuida tu selección de libros.

No te mereces libros mediocres. En un mundo en donde el tiempo se vuelve cada vez más corto y por consecuencia un recurso cada vez más preciado, perder el tiempo leyendo un libro mediocre es un lujo que no puedes darte.

Procura escoger lo mejor. Empezar a leer un libro que desde el principio no sabes si vas a terminar es una pérdida de tiempo porque si entras al libro con esa mentalidad, entonces pasará precisamente eso: no lo vas a terminar.

Escoge tu libro con entusiasmo, lee la portada, la contra portada, la introducción. Piensa en qué beneficio traerá para tí cuando le des vuelta a la última página. De esta forma, dejarlo a medias será mucho más difícil.

3) Un libro a la vez.

Concéntrate en leer un libro a la vez. Actualmente hay muchas distracciones y a la mitad del libro que escojas leer te toparás con 100 portadas de libros más al solo levantar la cabeza. Si hay algún libro que te llame la atención no lo cojas inmediatamente; apártalo para leer después que termines el que tienes actualmente.

Pin It on Pinterest

Share This