En esta ocasión te hablaremos un poco de cómo poder ganar credibilidad contigo mismo. Se podría empezar diciendo que debes empezar cada día con entusiasmo y con fuerzas, ya que tú sabes que si pones de tu parte y desde el principio tienes una actitud positiva, podrás hacer de ese día uno muy bueno y productivo.

Aún cuando tengas mucho tiempo libre, trata de sacarle provecho a cada momento, no desaproveches el tiempo que tengas. La credibilidad comienza cuando te haces una promesa tú mismo, y la cumples. Tú puedes sentirte orgulloso o muy decepcionado de ti mismo, y el control de eso solo lo tienes tú. Cuando haces algo, no se trata de fracasar o salir victorioso, sino cumplir lo que dijiste que ibas a hacer.

Al final lo que importa es lo que tú mismo pienses acerca de ti. Y una manera muy buena para irte sintiendo cada vez mejor contigo mismo, es ponerte pequeñas metas, que las puedes cumplir de una manera fácil. Por ejemplo: ir al gimnasio todos los días, hacer un pequeño tiempo de meditación y escribir unos 15 o 20 minutos por día. Estas son cosas que poco a poco te irán ayudando y son buenas para tu salud, te das el descanso y respiro necesario del día y al mismo tiempo haces cosas que te harán bien. Además, no son actividades que requieren todo el día o que necesitas cambiar cosas de ti antes de empezar a hacerlas; si las haces, con el tiempo tu solo te iras sintiendo cada vez mejor.

La clave es convencerte a ti mismo mediante tus propios logros, empieza pequeño y naturalmente tus mismas ganas de mejorar te van a ir empujando a retos más grandes. No intentes resolverlo todo de la noche a la mañana, es mejor despacio pero constante.

Pin It on Pinterest

Share This