1. Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno.

Esto significa que debes de tener un equilibrio en tu vida interna así como también la interna. No te enfoques tanto en tu físico ya que el interior también tiene muchísima importancia y de igual manera no solo te enfoques en tu personalidad, presta atención a los detalles de afuera.

2. El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Las cosas que queremos más son las que más nos pueden dañar… pero el sufrir y pasar pensando en los problemas, personas que nos dañen y similitudes dependiendo de la situación, eso solo le eliges tú.

3. Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo.

Tienes que ir paso a paso con las cosas que hagas ya que poco a poco irás evolucionando y no te servirán las prisas. Y para ir creciendo tenemos que estar seguros de nuestro potencial personal y saber cómo administrarlos y controlarlos.

4. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.

Las personas que viven buscando tener más que las otras son las que más estresados y frustrados viven. Identifica cuáles son las cosas que necesitas y ve por ellas, perseguir constantemente cosas  superficiales te mantendrá siempre desesperado y nunca a gusto.

5. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora.

Algunos pasamos tan pensativos por el pasado y preocupados por el futuro que no disfrutamos el ahora, el presente. Debemos de vivir un día a la vez y aprender a ser felices cada día; si estas presente en el ahora puedes prepararte para el mañana pero tienes que ir viviendo cada día y no acelerarte o retroceder al pasado donde en realidad en ninguno de los dos puedes hacer algo.

Frases emprendedor

6. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo.

Esto es prácticamente como el dicho de hoy en día “no le hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Debes tener la habilidad de distinguir algunos comentarios que podrían llegar a lastimar a alguien aunque los digas sin pensar o sin ninguna mala intención tienes que pensar antes lo que vas a decir.

7. Para aprender todo, es necesario olvidarlo todo.

Como los niños pequeños que siempre están dispuestos a aprender lo que sea y lo hacen con entusiasmo y disposición. Siempre hay que saber ver las cosas desde diferentes perspectivas y no solo como a nosotros más nos conviene o a como hemos estado acostumbrados a verlas. Siempre es bueno ver las cosas de otra manera sana para poder ir aprendiendo más cosas con el tiempo.

Pin It on Pinterest

Share This