La mayoría de emprendedores y empresarios siempre llegan a  esta pregunta en algún momento de su trayecto: ¿Es este el mejor momento para contratar a mi primer empleado? Dar este paso es muy importante para consolidar tu iniciativa y alcanzar nuevos horizontes. Aquí te damos 5 formas de saber si estás en el momento adecuado para contratar a tu primer empleado.

 

Ya empiezas a rechazar trabajos y a no dar abasto.

Una clarísima señal de que ya es momento de expandirte es cuando ya no puedes hacerlo todo tú mismo. Al comienzo siempre estarás buscando nuevos clientes y trabajos pero a medida que vayas progresando la situación va a ser al revés y tu problema será que tienes mucho trabajo por hacer o pedidos que cumplir y simplemente ya no te alcanza el tiempo. Si quieres expandirte, es aquí donde tienes que contratar a alguien o empezar a rechazar trabajos que con una mano de ayuda extra podrían haber sido para ti y tu empresa.

Ya tienes suficiente dinero.

Si los ingresos que estás teniendo actualmente no son suficientes para pagar a un empleado, no es el momento adecuado. Hay que recordar que al inicio tus ingresos van a fluctuar mucho y si contratas a alguien muy pronto, puede que te topes con algún mes en el que no percibiste mucho dinero y tendrás aún así que pagarle a tu empleado, esto te puede generar hasta pérdidas. Asegúrate de tener asegurado un flujo constante de dinero.

Primer empleado 3

Ya tienes suficiente trabajo.

El costo de tener a un empleado puede ser aún mayor si a este no se la saca el máximo provecho. Antes de contratar a alguien, piensa bien en qué puede ayudarte y cuáles serán sus labores específicas. Darle responsabilidades bien claras le sirve tanto a tu empleado como a tí mismo. En caso que contrates a alguien, ya debes saber en qué vas a enfocarte tú ahora que tienes más tiempo a tu disposición.

Para incluir nuevos servicios o expandir los existentes.

Si has estado pensando en incluir un nuevo producto o servicio a tu oferta, contratar a alguien especialista en el tema puede ser tu solución. Debes evaluar que sea un producto o servicio que se integre bien con lo que ya ofreces y mejor aún, que se complemente con todo. Si ves que has llegado a un punto en el que ya has tenido que decir “No” a tus clientes porque no dispones de lo necesario, puede que se te estén escapando muchos negocios de las manos y un empleado puede ayudarte con eso.

Conoces a la persona indicada.

A veces contratar a alguien es algo que ni siquiera has pensado, pero de repente conoces a esta persona que sabes que puede aportar valor a tu empresa. Tiene la actitud correcta, las credenciales y el conocimiento. Mantén siempre una mente abierta para saber identificar estas oportunidades, tu primer empleado o un socio estratégico puede estar pasando justo frente a tí en este momento. Mantente actualizado y conectado con la gente, asiste a seminarios y reuniones dentro de tu rubro para saber qué es lo que está pasando en tu industria, quiénes son los jugadores más importantes y qué puedes hacer tú para aportar valor.

 

SivarMag Soluciones y Servicios

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This