Te ayudamos a despejar las dudas sobre estos 3 mitos que generalmente existen alrededor del tema de hacer dinero.

  1. No implica tener dinero para hacer dinero. Si le preguntas a la mayoría de la gente, te dirán que es necesario tener dinero para poder hacer más dinero; mientras la gente exitosa, te  dirá que no importa con cuánto dinero empieces siempre puedes hacer cada vez más.

Si bien es cierto que algunos negocios no se pueden empezar sin ningún tipo de capital,  también es cierto que en otros negocios si se pueden empezar sin dinero. El negocio con el que empieces puede ser que no sea exactamente tu negocio ideal, pero si te servirá como experiencia y para irlo mejorando cada vez más hasta que puedas tener lo que siempre has querido.

Hay un camino para el éxito, pero también hay un camino para la línea inicial.

  1. Está bien que primero trabajes. Algunas personas que tratan de emprender piensan que es de hacer las cosas ya, pero si no tienes absolutamente nada de dinero ni experiencia tal vez no sea el momento indicado para hacer las cosas solo.

En otras palabras, ¿Cómo esperas ser el dueño de tu empresa si aún no sabes cómo ahorrar ni invertir? Muchas personas dicen ¨no hay trabajo¨, pero eso no es verdad; sí hay trabajos, tal vez no tu trabajo soñado pero cualquier trabajo es mejor a estar sentado en tu casa haciendo nada sin poder ganar nada… si no tienes tu trabajo soñado pues aun puedes buscar más trabajos e ir subiendo poco a poco, un paso a la vez; porque ir paso a paso es mejor que no dar ni un solo paso.

  1. Tienes que tener una idea de lo que quieres para ser un emprendedor. Para poder ir sabiendo lo que quieres, debes ganar todo tipo de experiencias y relacionarte con otros emprendedores para que te hablen de sus propias experiencias. Ya que las ideas vienen de experiencias, normalmente propias, de tu visión, y hábitos.

Si aún no tienes una idea de lo que quieres o no la tienes clara, debes de empezar a ahorrar todo lo que puedas, y concéntrate en aprender nuevas cosas cada vez y así ir tomando ejemplos e ideas hasta que en tu cabeza se forme la visión exacta de qué tipo de negocio te gustaría tener.

Pin It on Pinterest

Share This